Isla Palmarola

La Baia Del Francese dal Monte Tramontana

Archipiélago de Las Islas Pontinas en el Mar Tirreno

Textil Palmarola

Ripoll. En el ángulo inferior izquierdo, fábrica textil “Antoni Fons” predecesora de les fábriques de Felio Palmarola Grau.

Ripoll en los terrenos de la Farga Palau donde llegaba el Canal Almoina

204

 

Nació el 21 de junio de 1850 en Sant Hipòlit de Voltregà (Osona, Catalunya). Quedó viuda a los 33 años. Por estas fechas algunos de sus hijos ya habían muerto como consecuencia de la enfermedad del tifus. Este hecho, el de perder varios de sus hijos y haber quedado viuda, le inclinó a ayudar a las madres con hijos, sobre todo a las parturientas.

Con la pérdida de su último hijo, Roc Gallifa Palmarola cuando él tenía 13 años, decidió cursar estudios de matrona en Barcelona con la finalidad de crear y ser líder de un movimiento de matronas cristianas. Se dedicó a ayudar y cuidar del vecindario y de las diversas familias que eran víctimas del tifus. Ella contrajo esta enfermedad cuando lavaba ropa infectada en el río. Maria Teresa Gallifa Palmarola murió el 17 de marzo de 1907 a las 19:00 horas a la edad de 56 años. Sus restos descansan en la casa Generalicia de Barcelona.

Fundó las primeras casas de acogida, lo que más tarde sería la fundación del Instituto de las Siervas de la Pasión. Esta fundación estaba particularmente dedicada a la ayuda de las madres solteras y los hijos que estaban en peligro de enfermedades. Más tarde, la fundación se convierte en Congregación de las Siervas de la Pasión.

Maria Teresa Gallifa Palmarola, dedicó 21 años de su vida a la ayuda de los otros y fundó varias casas de acogida.
Asilo u hogar de Santa Isabel en Barcelona y Valencia.
• En Vigo tres residencias-hogares.
Siervas de la Pasión en Barcelona.
• Hermanas misioneras en Camerún (hospital Ngovayang).
• En México, Siervas de la Pasión, entre otros.

Su carisma especial por "la defensa de la vida" fue confirmado por el Papa Juan Pablo II en Evangelium Vitae el 25 de junio de 1996. El mismo Papa la declaró en su reconocimiento "Venerable". Como último dato, el 22 de febrero de 1972, el Vaticano autorizaba el inicio del proceso de Beatificación. Se creó la comisión correspondiente para llevar adelante este proceso por el Cardenal-Arzobispo Dr. Jubany.

Descendiente de la rama de los Palmarola-Gallifa quienes fueron sus abuelos.